Con cara de WHAT?

Típico viviendo en los Estados Unidos (o fuera de tu país)… Pides algo en un restaurant o en una tienda, y todo mundo se te queda viendo con cara de WHAAAT? (literalmente).

Esta semana me pasó: Fui a un restaurant, pedí el especial del día que según yo incluía la torta y la sopa. Cuando nadamás me entregaron la torta, le pregunté al encargado que donde estaba la sopa… me respondió ”Oh, yes” – y se metió a la cocina. Luego regresó y se fue al refri… total, despues de 10 minutos buscando la mentada sopa – que por cierto, estaba ahi enfrente de mi – regresa el tal cocinero… y ¡me entrega sonriendo una barra de mantequilla! Ya ni reclamarle fue bueno, tomé la mantequillá y se la embarré a mi torta… ¡Y yo que ya andaba presumiendo mi English por todos lados! Que tiene que ver SOUP con BUTTER??!!

Les aseguro que a todos nos ha pasado algo asi viviendo fuera…  ¿no?

Apodos

Le pusimos apodo a mi hermana desde antes que naciera. No se bien porque, pero era Cuca la Loca. Nunca se le quedó, pero ya está ahora disponible en internet para que el mundo lo sepa. Hasta jingle tenía la Cuca.

Todos tenemos un amigo con apodo… No se que sea, pero según yo los apodos nos dan una relación mas íntima con la persona (aunque tengo que reconocer que a veces son crueles). Aquí les van algunos de los apodos que conozco:

  • Diminutivos (Paco, Chente)
  • Degenerativos (Montemayor – Montema, Montenis, Montesqieu, Montetris)
  • Por eventos o situaciones (Chanclas – porque siempre trae tenis chafos que parecen chanclas   Keiko – porque un dia se le ocurrio decir ”Ya valio Keiko”)
  • Heredados (Pikolín, Junior)
  • Descriptivos de Físico (Negro, Jirafa, Gordo)
  • Puestos por Hijos o Nietos (Bito, Mimi)

Reconozco que esta entrada no va a cambiar la historia del mundo… pero ¡los apodos son chidos! Ayudenme a completar la lista…

Historia en arena

Las historias son algo que nos encantan a los humanos. Desde antes de nacer ya estamos escuchando historias – que si la princesa tiene que esperar encerrada al príncipe, que la selección ahora si viene con todo, que si Pancho Villa buscaba el bien del pueblo. El que sabe contar historias, pone atención a los detalles de la misma, pero también a la ‘moraleja’ o mensaje final: ese que a final de cuentas es el que hace que la gente siga contando las historias de generación en generación.

De vez en cuando encuentras gente con tanto talento, que no necesita del lenguaje – ese que usamos tu y yo para comunicarnos – para contar su historia. Tal es el caso de esta chica Ucraniana, contando una historia de la Guerra Mundial.

 

¡Ya Basta Dobbs!

Para nadie es un secreto que Lou Dobbs es un personaje controversial en la televisión Americana. Su retórica anti-Latina es un hit no solo con los Republicanos, sino también con todos aquellos que piensan que los Latinos les están ”robando” su país. En mi opinión, Dobbs representa los peores miedos Americanos: lleno de odio y sin la visión para entender que es el trabajo mal pagado hecho por los Latinos los que le permiten tener comida en su mesa.

Te invito a que veas este video

Si lo crees conveniente, únete a la campaña para sacarlo de la TV.

Si estás en los Estados Unidos, manda un SMS con la palabra ‘BASTA’ al 30644.

Si estás en otro país, firma aqui. Toma 2 segundos.

No podemos quedarnos con los brazos cruzados: CNN no puede decir que apoya a la Herencia Hispana y tener a este hombre en horario estelar. Es un insulto para todos los Latino Americanos, ¿no creen?

Imagen tomada de bastadobbs.com

México en el Mundial (gracias a Haiti)

Golpeadones pero llegamos

Sin ánimo de subirme al vagón de TRIunfalismos, ni de dármelas de experto, les quiero contar lo que para mi fue un punto clave en esta historia de la selección.

Corrían los cuartos de final de la Copa Oro. México, que había tenido una descolorida primera ronda, se enfrentaba a la ‘potencia’ de Haití en Dallas con Aguirre suspendido por meter la pata. El Dallas Stadium se llenó de 80,000 paisanos ansiosos de ver a la selección de adeveras (no las caricaturas de equipo que traen para los amistosos).

Se esperaba una victoria gris de México. Sin embargo, el equipo se fajó y sacó un categórico 4-0. Los que vivimos este juego de cerca, vimos a una selección con Giovanni en plan grande, Sabah venciendo sus miedos y un pedazo de gol de Barrera. De ahí se fueron a campeonar goleando a la sub 23 gringa, a ganarles a los gringos grandes en el Azteca y a calificar al Mundial. Llámenme loco, pero para mi esta victoria contra Haití fue el punto de inflexión donde se empieza a formar la buena racha. No puedo definir como se provocó este cambio de momento, pero puedo presumir que fui parte desde la tribuna.

¿Llegará con vuelito la selección al Mundial? Creo hay mucho por mejorar, pero han retomado el  buen camino…

Picture Credits

Soldados Gringos

Me llama la atención el respeto que los Americanos le tienen a sus soldados. En realidad no solo a sus soldados, si no a cualquier uniformado – llámese bomberos, marines y hasta a la policía local. Los hombres los respetan y las mujeres hasta creen que ‘un hombre en uniforme’ es algo sexy… ¿Se imaginan esto en México? ¿Cuándo hemos escuchado que el poli se ve ‘sexy’? ¡Jamás! De gatazo no lo bajamos…

Para mí esto denota el gran respeto a las instituciones que se tiene en los EUA. Ojo, no estoy diciendo que el ejército americano no cometa atrocidades. Estoy diciendo que la sociedad escoge  resaltar las virtudes del soldado sobre sus defectos. Aquí se presenta al soldado como un verdadero héroe.  Hay muchos actos nobles que los soldados, marines y bomberos hacen en este país… pero el idolatrarlos de tal manera es para mí una forma muy sutil de control a la población.

En fin, de un lado del río se idolatriza a los soldados…y del otro a los narcos. ¿Tu cuál crees que sea peor?

Convertirse en Latino

Me preguntaba un colega cual es el mayor reto para los inmigrantes Latinos que recién llegan a los Estados Unidos. Sin duda hay demasiados: desde los muy profundos, como el intentar adaptarse a un mundo individualista viniendo de una cultura colectivista, hasta los mundanos, como el intentar pronunciar correctamente el nombre de una calle en inglés.

El tema da para años investigación, pero en mi opinión, el reto se resume precisamente en el hecho de convertirse en ‘Latino’. Cuando una persona llega a los Estados Unidos,  el sistema  tiene que ponerla en una categoría. Es imperativo llenar una cajita: Eres Caucásico, o Afro-Americano, o Isleño del Pacifico, o Latino. Para el sistema la raza no es una parte de ti, es LO que eres. Desgraciadamente, los documentos son lo que marcan quién eres ante el sistema (y sin documentos no eres nadie –dolorosa verdad que a muchos nos gustaría cambiar). Si en el país de origen eres una persona que trabaja en un rancho, tiene su familia y le gusta la música, aquí tu solo eres parte de una raza: uno no es Latino hasta que llega a los Estados Unidos.  El reto es entenderlo – convertirte en Latino lo mas pronto posible y jugar esta carta a tu favor.