Del telégrafo al chip en tus neuronas

Es obvio que el internet ha sido el vehículo ideal para cambiar la forma la que nos comunicamos. Si bien esta ya había comenzado mucho antes – datando desde el telégrafo, ¿quizás antes? – el internet la ha potencializado a niveles increíbles. Yo sé que esto no es noticia para nadie, pero me sigue pareciendo remarcable el hecho que alguien en Indonesia – o incluso ya en un transbordador espacial – tenga acceso estas mil letras en este momento. El cambio no está basado en una sola tecnología: el flujo de información ya se ha reinventado con el iPhone, y no dudo que pronto venga el chip integrado a nuestras neuronas.

Es en nuestros paradigmas internos en los que tenemos que trabajar… como ejemplo, pongo la comunicación corporativa.  Históricamente ha sido de arriba hacia abajo – la compañía dicta, y  los demás escuchamos. Hoy lo mejor que puedes hacer para una compañía es proveer una plataforma para que se comunique la gente  y trabajar para que tu servicio sea del agrado del consumidor. Las compañías pueden seguir anunciando lo buenas que son, pero hoy los consumidores tienen muchas más armas para bloquearte.

No gritemos nuestros mensajes; escuchemos y hablemos de una manera más inteligente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: